Entrevista a las fundadoras de bgendy, el portal que evalúa la transparencia en las empresas

wompreneur entrevista bgendy andrea rojas ashley cramerEntrevista a Ashley Cramer y Andrea Rojas, co-fundadoras de bgendy

Las empresas se están dando cuenta de que la mayor forma de retener talento es permitir que tu vida se desarrolle de la mano de tu evolución profesional. Estamos en la era del glassbox, donde no hay marca que no esté expuesta a una posible crisis de reputación, donde tenemos una visión 360 de lo que pasa y cada vez más, basamos nuestras decisiones de compra en quienes aplican las buenas prácticas.

Para ello nació bgendy, con la finalidad de que empleados actuales o pasados puedan evaluar empresas de forma anónima y segura. Estamos ante una nueva tendencia, la de ser selectivos en donde queremos aportar nuestro talento y cada vez más será imprescindible conocer las empresas por lo que cuentan, no por lo que que publican. De la misma manera que buscamos las evaluaciones y fotos de un hotel en Google, Booking o TripAdvisor en lugar de en su página web. Entrevistamos a Ashley Cramer y Andrea Rojas, co-fundadoras de bgendy, que nos desvelan los primeros hitos conseguidos y sus próximos retos.

Las conocí en el evento de Wayra4Women en que participé en una mesa redonda con otras emprendedoras en verano. Conectamos al minuto. Desde entonces, coincidimos a menudo en eventos profesionales, donde me renuevan el pitch con mejoras considerables. Son un tándem perfecto de mujeres de las que más me gustan: las que deciden arremangarse por dejar un mundo mejor. Meses antes, sus vidas profesionales cambiaron de rumbo al ver una necesidad. En la era de la igualdad y de la entrada de familia como stakeholder de la empresa, nos vemos abocados a hacer que nuestros trabajos encajen en nuestras vidas y no a la inversa. Con la entrada de los millennials al mundo laboral y los entornos VUCA, lo es más que nunca.

¿En qué momento os disteis cuenta que era necesario empezar a valorar una empresa desde dentro?

Para nosotras bgendy fue el resultado de una necesidad personal. En mi caso, tras mi maternidad el desarrollo profesional en la empresa en la que estaba se frenó y el famoso “sesgo de maternidad” hizo su papel…El techo con el que me topé me sirvió para reaccionar y darme cuenta que no quería quedarme de brazos cruzados y aposté por un cambio. ¡Lo que no sabía es que el cambio iba a ser tan radical! En la incertidumbre y el miedo que a veces supone salir de tu zona de confort y empezar de 0 lo único que tenía claro es que quería trabajar en una empresa donde pudiera ser yo misma, sentirme parte, encajar con su cultura y sus valores. Ahí empezó la aventura… ¿Qué empresas tenían mejores prácticas en diversidad? ¿Cuáles ponían el talento en el centro? ¿Podría evolucionar profesionalmente allí? Y la conciliación o la maternidad… ¿Iban a “restarme” puntos de alguna manera?

Cuando conocí a mi socia, Ashley, la conexión fue instantánea. Ella viene del sector tecnológico, uno de los más afectados por la falta de diversidad. Durante una etapa de su vida tuvo que renunciar a su carrera profesional porque su situación personal no era compatible con la empresa. Cuando decidió reincorporarse también se topó con la falta de información sobre empresas flexibles y que le permitieran crecer profesionalmente.

Sí, encontramos mucho marketing, mil eventos, noticias, artículos… Pero nada desde dentro, desde las experiencias y desde las personas. Porque esto va de personas y de transparencia.

En ese momento supimos que teníamos que trabajar en una solución y nos pusimos manos a la obra.

Se podría decir que ofrecéis una estrategia dual: por un lado las empresas que hacen bien las cosas agradecen ser bien reconocidas y por otro, las que todavía tienen margen de mejora se activan para mejorar su puntuación. ¿Cuál está siendo la lectura por parte de las empresas?

Sí, es una solución win-win para candidatas y empresas. Aquí me gustaría explicar porqué… Por un lado las candidatas (o candidatos) tienen la información que necesitan para decidir en qué empresa quieren trabajar o en cuál encajan mejor directamente de la mano de otras empleadas. Mostramos las valoraciones de las empresas a través de 21 indicadores porque creemos que no hay una única mejor empresa. Depende mucho de tu momento vital y de lo que estés buscando en esa fase de tu vida.

En cuanto a las empresas damos visibilidad a aquellas con mejores prácticas en diversidad a través de las opiniones de sus empleadas. Aquí el concepto de employee advocacy es el protagonista. La transparencia y los empleados como embajadores son dos tendencias muy claras y valoradas por los candidatos. Las opiniones existen, se buscan, se hablan… ¡Estamos en la era de la recomendación! Lo que nosotras queremos es ordenarlas y ponerlas a disposición de empleados y empresas.

Aquellas que tienen margen de mejora serán conscientes de ello y ¡también las premiamos! Nuestros premios anuales no serán solo para las mejores sino también para aquellas que en un año han trabajado para mejorar su puntuación y lo han conseguido. Creemos que es tan o más importante mostrar cómo gestionas una valoración u opinión negativa que tener una buenísima puntuación. 

Con bgendy las empresas tienen control y visibilidad sobre cómo se perciben sus políticas y qué demanda realmente el mercado. Hasta ahora no había orden o transparencia pero eso no significa que no se hablara de ello, las opiniones siempre han existido ¿Y si las utilizamos a favor de todos?

El hecho de contar con la opinión de empleados actuales y pasados de una compañía es de un valor incalculable, pues es la voz de la verdad, como sucede con otros sectores en que los clientes valoran un servicio o producto. ¿Qué ventajas tiene disponer de opiniones de primera mano?

Para nosotras tiene el valor de cambiar el mundo… ¡Ahora me he puesto muy intensa! ¡Jajaja! Pero, ¡es verdad! Al final queremos visibilizar las buenas prácticas para que sirvan de ejemplo y modelo a todas las empresas. La transparencia sirve para saber dónde estamos y cómo mejorar y eso promueve la diversidad.

Las empresas pueden saber cómo se perciben sus políticas y cómo mejorarlas. También qué demanda el mercado o qué busca o valora un perfil concreto que quizás les cuesta encontrar. Todos estos datos las ayudan a tomar mejores decisiones en beneficio de todos.

Veo que no paráis de aparecer en medios y recibir premios. ¿Cuál destacaríais como vuestro mayor logro hasta el momento?

Para nosotras el mayor logro es lo que estamos encontrando en el camino. Las empresas que están apostando por este proyecto desde el principio como King, Marfeel o Schneider Electric son el claro ejemplo de empresas que quieren mostrarle al mundo que de verdad trabajan por la diversidad, que son transparentes y que hacen lo que dicen que hacen y así nos lo cuentan desde dentro.

Para mí es un paso más, es sacarlas de la zona de confort también a ellas y eso es maravilloso.

¿Cuáles serían los 3 valores que a vuestro entender debería tener la empresa mejor valorada para trabajar en ella?

Nosotras trabajamos con 5 categorías en las que agrupamos todos los indicadores: Igualdad de oportunidades, apoyo a la familia, flexibilidad y conciliación, salario y formación y cultura de empresa.

Como te comentaba antes la mejor o peor empresa para una persona siempre dependerá de lo que esté buscando en ese momento. Para mí la cultura de empresa es muy importante porque de alguna manera lo engloba todo. Y por supuesto la igualdad de oportunidades independientemente del género es indiscutible.

Vuestro modelo se podría catalogar de B2C2B, ya que el volumen y branding provienen de los clientes pero por otro lado son las empresas quienes pagan por los servicios. Para ello es clave que la plataforma goce de una gran usabilidad ¿hasta qué punto es crítica este punto a la hora de lanzar (y mantener) una plataforma participativa?

¡Cierto! Esto es como la historia del huevo o la gallina. Es un modelo donde las dos partes son clave pero el volumen tiene mucho peso. La usabilidad es importante hasta cierto punto y estamos trabajando mucho en ello. Pero creo que el protagonismo debe recaer en el propósito y el beneficio común del proyecto.

En cuanto a modelo de negocio, ¿cómo monetizáis?

Ofrecemos a la empresa una mayor visibilidad a través de una página personalizada dentro de la plataforma, datos sobre sus políticas y el mercado y un portal de empleo donde publicar sus ofertas abiertas.

Queremos cerrar el círculo ofreciendo una visibilidad 360: qué opinan de la empresa, qué tiene la empresa para contar y qué vacantes hay para trabajar allí.

Doy fe que estáis creciendo a un ritmo aceleradísimo. ¿Cuáles son vuestros próximos pasos?

Lanzamos una nueva versión de la plataforma en el mes de febrero y la presentaremos con un evento muy especial en ESADE el 19 de marzo.

Paralelamente seguimos trabajando para que se vayan sumando más empresas y partnerships y en breve abriremos la plataforma a Europa.

 

Deja un comentario